5 elementos importantes para la creación de un manual de marca

Al emprender la creación de un manual de marca debes saber que es el instrumento que tu empresa usará para ayudarte a comunicarte y crear una relación con tus clientes. Al elaborar este documento, tendrán que considerar muchas cosas a nivel gráfico y en todos los aspectos que impliquen comunicación, ya sea interna o interna, ya que se trata de implementar una serie de lineamientos para que tu marca logre mayor posicionamiento y lealtad entre tus clientes.

1: Define la esencia de tu empresa

Lo primero que debes considerar en la creación de un manual de marca es cuál es la esencia de tu empresa. ¿Cómo se ve a sí misma y cómo quiere ser percibida al exterior? ¿Cuáles son los elementos que quieres que tus clientes te recuerden? ¿Con qué valores o principios quieres que te asocien? y, al contrario, ¿con qué ideas no quieres que tus clientes te relacionen?

Esas preguntas requieren reflexión y creatividad (recuerda que también deseas diferenciarte, ser único) sobre el propósito de la empresa. Esto debe redactarse clara y concisamente en el manual.

No sólo se trata de tener claridad en tus productos o servicios, en tus procesos o canales de distribución, todos aspectos fundamentales de un negocio, en este caso se trata de generar los conceptos que decidirás mostrar al mundo y que acompañaran a tu marca, idealmente, durante mucho tiempo. Los instrumentos que uses para darte a conocer se derivarán del manual de marca, estarán en el empaque, en tus páginas web, Newsletter, redes sociales. Siempre que la empresa tenga la necesidad de comunicar algo, por ejemplo, al emprender una campaña de publicidad, diseñar un punto de venta, o publicar un post, deberá transmitir el mensaje que has establecido en el manual: los factores que te diferencian, informar para qué hacen lo que hacen y así como asegurarse que se dirigirán al público objetivo.

2: ¿Cuál es tu voz?

No se trata solamente de cómo verán a la empresa, también cómo va a transmitir sus mensajes. Dijimos antes que la creación de un manual de marca refleja, necesariamente, la personalidad de tu negocio y existen tantas personalidades como individuos, por lo tanto, encontrar el tono adecuado que se relacione con la esencia o personalidad de tu marca es fundamental. La voz que saldrá de tu manual de marca no puede ser mecánica o rígida, puede ser formal si tus servicios requieren de cierta etiqueta, puede ser técnica, pero también puede ser juvenil, lúdica o irreverente.

creación de un manual de marca

La voz de tu marca está estrechamente relacionada con tu buyer persona, esa representación semificticia de tu cliente ideal. Y aunque hablemos de una representación no significa que no sea real, es alguien que está buscándote y que complementa el propósito de la marca. El manual de estilo debe dirigirse a ese cliente, y al igual que en el aspecto gráfico, debe haber consistencia para que siempre que se hable de tu marca se escuche la misma voz inconfundible. La tagline, los copys y slogans deben ser reconocibles y pertenecientes a la misma voz. Los escritores internos y externos deben seguir la misma guía de estilo cada vez que “hablen” por la marca.

3: La creación de un manual de marca establece las reglas del juego

Este manual garantizará que exista coherencia visual y comunicativa. No sólo debe describir cómo es tu logotipo, sino también sus variaciones, qué colores se deben utilizar, la tipografía elegida y estilos gráficos, se mencionan aspectos como color Pantone, el código CMYK; cómo usarlo con el fondo claro y con el fondo oscuro, se establece el tamaño en web y en imprenta.

De esta manera, el equipo diseño, o cualquiera que vaya a elaborar piezas de comunicación para tu empresa, tendrá toda la información para mantener la coherencia con su identidad corporativa. El manual detalla los usos autorizados del logo y otros elementos gráficos.

Los elementos de la identidad gráfica que deben quedar establecidos son:

  • Anagrama: elemento gráfico generalmente formado por letras que forma parte del logo.
  • Marca: signo distintivo que diferenciar y muestra los servicios de la empresa son únicos frente a los competidores.
  • Tagline: frase que enuncia brevemente la propuesta de valor la marca.
  • Retícula y zona de protección: las normas que dicen las formas correctas de reproducir el logo en cualquier dimensión y soporte.
  • Tamaños mínimos: el mínimo tamaño recomendado para usar un logotipo sin perder su legibilidad en cualquier medio impreso o digital.
  • Marca en positivo y en negativo: en blanco sobre fondo negro y en negro sobre fondo blanco, para señalar qué variante de color se debe usar sobre fondos claros y oscuros.
  • Uso de la marca sobre colores corporativos: guía para presentar la marca sobre diferentes colores corporativos e imágenes.
  • Usos indebidos: indica usos no recomendados al aplicarse los elementos gráficos de la marca, cómo deformaciones, cambios de colores o tamaños incorrectos.

4: Hablemos de las tipografías

Así como consideramos los colores, los usos del logotipo, de imágenes y fotografías, la creación de un manual de marca debe considerar una guía para el uso de tipografías. Obviamente existe una tipografía oficial para los logotipos y anagramas, ésta debe ser respetada en todas las ocasiones.

Cada empresa tiene su propia combinación de tipografías corporativas. Es frecuente que las muestren con todos los caracteres (el alfabeto de la A a la Z y los números del 0 al 9) y diferenciando las tipografías para títulos y para el cuerpo del texto.

creación de un manual de marca

El manual de marca puede establecer el uso de las tipografías, así como sus tamaños, colores, grosores, jerarquías de títulos, uso de itálicas y negritas.

5. Uso de imágenes y fotografías

Un manual de marca abarca todos los aspectos de la identidad corporativa, se encarga de poner en orden todas las normas de aplicación gráfica de tu empresa, esto incluye, por su puesto a fotografías, iconos o ilustraciones al ser recursos de comunicación. La creación de un manual de marca aterriza el estilo de las imágenes que se pueden usar y pone ejemplos que encajan con el tono de la marca, como en los elementos anteriores, se busca que refleje el tono y personalidad que se hayan definido.

Se puede elaborar un moodboard que demuestre su estilo visual a través de un collage de imágenes escogidas que representen los conceptos creativos que se encuentran detrás de nuestra marca.

También en este caso se delimitan usos, formatos y tamaños adecuados de:

  • Fotografías corporativas: su estilo y mensajes que deben transmitir
  • Iconos e ilustraciones: conjuntos que encajan con el estilo de la marca
  • Patrones: imágenes utilizadas para crear fondos

Por último, se debe informar de los lineamientos referentes a derechos de autor y de los usos correctos de los bancos de imágenes a los que se tengan acceso.

No esperes más y acude a Play.Interactive® para la creación de tu manual de marca.